El recubrimiento de herramientas y componentes sometidos a desgaste da siempre la satisfacción del aumento de la vida de las piezas.  Pero a veces, la mejora de vida de las piezas implican calidad de vida per se. Este es el caso de los componentes protésicos maxilofaciales. Cuando tecnología de fabricación, ciencia de materiales e ingeniería de superficies se unen para servir al sector médico, se obtiene un coctel de posibilidades enorme con resultados insospechados hace algunas décadas. El placer de sentir que Flubetech participa en ellos es muy grande.

El reto se convierte en éxito cuando en un plazo muy breve de tiempo, se consigue una réplica fidedigna de la zona a substituir en el paciente mediante fabricación aditiva de metales. A partir de aquí, la durabilidad de la prótesis se asegura mediante recubrimientos Biocarbide (recubrimiento DLC para aplicaciones biomédicas bajo norma ISO13485) aplicados a las zonas sometidas a fricción y desgaste. El binomio permite devolver al paciente la calidad de vida que disfrutaba con anterioridad, en definitiva volver a la cotidianidad de una vida normal.  Éste es el hecho que hace que en Flubetech aportemos mucho más que recubrimientos.

 

Imagen2